Tenemos la certeza de que una alimentación variada, equilibrada, saludable y adecuada es uno de los pilares del buen rendimiento escolar.

En nuestro colegio nos tomamos la alimentación de nuestros alumnos muy en serio. Por ello nuestra cocina se adapta a las necesidades de las diferentes etapas de crecimiento desde Infantil hasta Bachillerato y es capaz de adaptarse a los alumnos proponiendo dietas diferenciadas por motivos de salud (alergias, alteraciones celíacas, intolerancias) o culturales (dietas vegetarianas, ayunos, etc.). Todo se cocina y prepara en nuestras instalaciones. Personal propio, con años de experiencia, planifican menús que varían en  función de la temporada, del mercado, acontecimientos y celebraciones de fechas señaladas como la Navidad, Sant Jordi o visitas de colegios extranjeros.

Comer es compartir

Disponemos de una cafetería-restaurante que incluye los platos que también comen los alumnos. Un espacio abierto a los familiares donde pueden venir a comer siempre que lo deseen con sus hijos o sus nietos.

Cuatro comedores para una buena alimentación.

La cocina del colegio está formada por un equipo de más de 20 personas que en cuatro comedores y en diferentes turnos persiguen un doble objetivo: alimentar saludablemente pero también educar para una buena alimentación.

Programa “Manners”

El programa Manners está diseñado para que nuestros alumnos adquieran un comportamiento y educación en la mesa excelentes. Tanto es así que contribuye al cómputo en la nota general de sus estudios. Supervisamos que adquieran las normas adecuadas de comportamiento en la mesa: acabarse la comida y comer de todo, usar correctamente los cubiertos, el trato respetuoso con el servicio, la educación del gusto, del sabor, llevar una dieta equilibrada, etc.