Aprender a pensar,
a sentir
y a comunicarse

La Educación Infantil en Europa International School se fundamenta en las últimas tendencias pedagógicas basadas, entre otros, en Glenn Doman y Howard Gardner (inteligencias múltiples), que pretenden impulsar al máximo el potencial del niño en toda su globalidad. A través de nuestros bits de estimulación de la inteligencia, introducimos desde el primer año imágenes, números y palabras para transmitir conceptos y desarrollar habilidades que potencian su pensamiento y fundamentan su lenguaje.

Trabajamos también actividades como los “Quinzet Problems” (que ejercitan su razonamiento mental desde la inteligencia lógico-matemática) o como las “Creative Maths” (que estimulan además su creatividad y aspectos artísticos desde la expresión plástica). Asimismo, dedicamos otras sesiones a la identificación, análisis y expresión de las emociones, introduciendo elementos de la Inteligencia Emocional de Daniel Goleman ya que, como señala su autor, “el aprendizaje no sucede como algo aislado de los sentimientos de los niños”.

Aprender a descubrir y a tener iniciativa

Nuestros alumnos comparten diferentes experiencias sociales y culturales relacionadas con su entorno más inmediato, que observan y exploran en medios heterogéneos a través de distintos ejercicios y materiales. Disfrutan también de las fiestas populares locales, así como de otras acciones con trasfondo educativo ambientadas en un contexto internacional. Con este objetivo, participan en actividades como “La Panera dels Tresors” (donde experimentan con objetos de uso cotidiano), el juego heurístico (actividad lúdica de exploración sistemática ideada por Elionor Goldschmied, que combina libremente objetos que posteriormente clasifican y recogen), y en otras como “Travelling around the world with the class pet” y nuestro “Vegetable Garden” (donde trabajan la inteligencia interpersonal, la espacial y la naturalista).

Aprender a ser y a actuar de forma más autónoma

Inspirados en la metodología del “enquiring”, procuramos responder a las preguntas de los niños con otras preguntas, con el fin de impulsar su razonamiento para buscar soluciones por sí mismos y elegir aquellas que resulten más adaptativas, teniendo en cuenta las características de cada situación y las personas implicadas. Para ir desarrollando su independencia mientras mantenemos el vínculo, trabajamos hábitos básicos de autonomía, desde el conocimiento y dominio del propio cuerpo y del entorno, partiendo de una base afectiva y emocional que les da seguridad para seguir avanzando.

Aprender a conocerse uno mismo para seguir creciendo

La psicomotricidad juega un papel fundamental en esta etapa. Para ello seguimos programas de Psicomotricidad Educativa (para detectar y prevenir posibles dificultades, potenciando las habilidades psicofísicas) y de Psicomotricidad Relacional y Vivenciada (corriente basada en los estudios de André Lapierre y Bernard Autcouturier), desarrollando los patrones motrices necesarios en varias sesiones repartidas en grupos completos y reducidos. Allí trabajamos objetivos físicos (coordinación motora, equilibrio, etc.), Psicológicos (esquema corporal, lateralidad, etc), Sociales  (compartir, competir, etc.), y emocionales (identificar los sentimientos, potenciar la autoestima, etc). En clase reforzamos la motricidad fina mediante el uso de distintos materiales y formas de trabajar, con actividades como “L’Àlbum traçut” o los grupos reducidos de grafomotricidad (“Crocodile pencil style”). Paralelamente, en las piscinas de Europa Sports Centre trabajamos la Psicomotricidad Acuática, dirigida por especialistas que acompañan a los niños en sus primeras sensaciones en el agua, pasando después a ejercitar flotaciones, saltos y desplazamientos. Incentivamos así, con diferentes medios su inteligencia intrapersonal, corporal-kinestésica y espacial.

Aprender a interpretar y a utilizar el lenguaje

Dedicamos especial atención a crear una base lingüística fuerte y plurilingüe. A partir de P3, los niños cuentan con tutoras nativas que trabajan con ellos el 80% del horario en  ingles. Para estimular sus habilidades lingüísticas, se realizan actividades como el “Taller de cuentos” (donde pueden dramatizar sus emociones mientras aprenden un gran contenido léxico), “My weekend” (impulsando la producción oral espontánea), “Circle time” (el conocimiento de sí mismos), “Phonics”, “Reading and Writing” y las clases de iniciación a la lectoescritura y a la letra ligada en catalán y castellano o las sesiones de lectura individualizada, para reforzar el aprendizaje de cada niño. Por otro lado, y desde el primer año, jugamos con el lenguaje verbal y no verbal también desde su Educación Musical, mediante canciones, bailes y pequeñas dramatizaciones teatrales que incentivan su inteligencia corporal, musical y lingüística.

Aprender a convivir y a conocer el mundo

Creemos en una educación inclusiva y participativa, que permita la colaboración con las familias. Desarrollamos “Proyectos de descubrimiento” que permiten aplicar una metodología experimental y vivencial en el aprendizaje, como hacemos también en las sesiones de “Playing with senses” (juegos motrices dirigidos) o en la educación de hábitos esenciales como la comida (donde apoyamos su autonomía, incluyendo una alimentación completa y saludable elaborada por nuestro equipo de cocina). Les enseñamos a comportarse de acuerdo a unas pautas de convivencia, promoviendo el respeto al prójimo y a uno mismo, la resolución de conflictos de forma asertiva y la tolerancia a la diversidad, desde la integración de la diferencia propia y ajena, proporcionando los apoyos necesarios para adquirir el máximo desarrollo de las capacidades personales. Estos y otros valores son introducidos con actividades como “David storytime” y los “role playings” para desarrollar sus habilidades sociales, proporcionando un entorno de confianza donde todos los niños se sienten acogidos, y en el que se crean expectativas de aprendizaje que animan su curiosidad y motivación por aprender.

Hábitos de autonomía en espacios diferenciados

Esta es una etapa clave para adquirir hábitos de autonomía. Nuestros alumnos en Infantil disponen de aulas diseñadas especialmente para esta etapa que fomentan su autonomía, pero también de lavabos adaptados a su altura con entrada y salida desde la propia aula, dos comedores separados (uno para 1-2 años y otro para 3-5 años), salas de descanso y salas de estimulación psicomotriz independientes.

Los idiomas desde la base

Además de respetar la lengua materna de cada alumno, en esta etapa establecemos las bases lingüísticas de nuevos idiomas. Nuestro programa de inmersión lingüística con tutores nativos de habla inglesa se establece como base en estos primeros años, para adquirir el desarrollo de la comprensión, el reconocimiento y  la reproducción fonética del inglés en toda su amplitud. Para ello, hemos desarrollo un sistema propio de pre-lectura y pre-escritura, que nos permite tener a la edad de 5 años, verdaderos lectores independientes en los tres idiomas: castellano, catalán e inglés.